Evolución Forzada: “El Principio de la Inteligencia Distribuida”

Alan Monsivais,
Regional Manager en Turck Comercial S de RL de CV/
alan.monsivais@turck.com

Los grandes cambios en la industria han traído consigo un sin número de nuevas tecnologías que ayudan en el día a día a nuestros ingenieros a que sus actividades sean cada vez más fáciles de realizar y cumplir con la fabricación de dispositivos en tiempo récord. La importancia de mantenernos actualizados, sobretodo en un entorno en constante evolución como lo es la industria, nos ha llevado a recurrir a la más alta tecnología. La necesidad de controlar e informar de manera eficiente y efectiva sobre los procesos en planta es cada día más fácil y a su vez desafiante.

Todos hemos escuchado  alguna vez la frase “lo único constante es el cambio”, pero nunca nos hemos preguntado quien la dijo y a que se refería. Su Autor es Heráclito, el cual vivió hace más de 2,500 años en la Antigua Grecia; él era conocido como un filósofo que basaba sus conocimientos en métodos empíricos y en el uso de la razón.[1]

La idea del cambio la dedujo él, simplemente observando los procesos naturales que lo rodeaban como el nacimiento de un ser vivo, la descomposición de un fruto, la coloración de la hojas de los árboles, etc.

La pregunta es si podemos sacar la idea de Heráclito del desarrollo a los seres vivos y aplicarla a nuestro tiempo en la industria.

Pensaríamos que sí porque la industria se comporta como un ser vivo, nació alrededor de la segunda mitad del siglo XVIII en Gran Bretaña, la cual trajo consigo un cambio de economías rurales orientadas  a la agricultura  y a economías basadas en transformación de productos.

La industria ha estado experimentando un crecimiento en tamaño y forma; éste desarrollo se puede apreciar en el cambio de tecnologías como lo fue en al principio de la humanidad con el uso de la rueda, la aplicación  de la  palanca, el uso de máquinas de vapor, pasando por maquinas eléctricas y hasta llegar a nuestros días con el uso de servomotores en robots;  los cuales hacen el trabajo más rápido y  con mínimo uso de energía.

Éste constante cambio nos ha llevado a desviar el rumbo, en lugar de buscar métodos que nos ayuden a realizar  los trabajos de una manera más rápida y fácil; nos hemos desviado del camino al control de la información, perdiéndonos dentro del “Big Data”.

Todo esto antes mencionado, nos ha  llevado a obsesionarnos con el manejo de la información. Queremos  saber todo de todo, al instante y lo más interesante es que queremos que todo el mundo se entere de lo que hace un individuo.

Esa tendencia evolutiva nos ha llevado a transformar la industria cambiando la manera de recopilar datos, la forma de manipularlos y la manera de enviar la información.

En el pasado teníamos cuartos de máquinas, después pasamos a cuartos de control, nos fuimos reduciendo a tableros generales, hasta llegar a lo que hoy en día se conoce como F.L.C (Field Logic Controller).

Los FLC son muy simples, son dispositivos de campo  que se conectan entre sí, con  mínimas dimensiones físicas, los cuales tienen un controlador interno donde éste les da la capacidad de programación. Pueden tomar sus propias decisiones, haciéndolos autosuficientes y además funcionan como un transmisor de datos al sistema. [2]

La industria sigue en  metamorfosis, ¿qué podemos esperar en un futuro cercano?  Sistemas que tengan la capacidad de aprender y predecir comportamientos, equipos que pueden tomar decisiones autónomas, hasta llegar a la muy temida inteligencia artificial (AI), donde el ser humano ya no tendría ningún control.

Sólo espero que esta evolución constante de los procesos industriales nos lleve a un mejor uso de los recursos naturales y no a la exclusión del ser humano o a su extinción.

REFERENCIAS

[1] Lo que hace a Grecia: de Homero a Heráclito, Fondo de Cultura Económica, 2006.

[2] FLC: Field Logic Controller: https://www.turck.de/en/LandingPages/decentralized-automation-37277.php

Acerca del Autor

Ing. Alan Monsivais Carrillo. Es ingeniero en Mecánica Eléctrica por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey. Cuenta con 22 años de experiencia en el campo de las ventas industriales. Gracias a su gran enfoque en el servicio y en ofrecer soluciones promoviendo nuevas tecnologías en la industria, se ha desempeñado desde 1999 como ingeniero de ventas en diversas compañías enfocadas en la venta de equipos de automatización como Risoul, Grainger y actualmente en Turck.

En Turck se ha caracterizado por ser pionero en México en ofrecer la más nueva y alta tecnología, participando activamente con sus clientes para llevar a cabo cambios en la automatización de sus máquinas. Esto le ha permitido tal crecimiento que en la actualidad tiene a cargo la zona noreste del país, así como parte de centro y Sudamérica.

+1

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.