Salud e Industria, como afectará el COVID-19 a la Industria 4.0

RESUMEN: Sin duda alguna el tema de salud ha sido por algunos meses el tema de diario, la Pandemia por el coronavirus (COVID-19) decretada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con ello, la solicitud de no salir o confinamiento voluntario por parte de la población ha impactado y a todos, si bien esto ha dado como resultado perjuicio económico, tanto para los inversionistas como para los trabajadores, también hemos visto por otro lado beneficios, el principal considero, es que dejamos descansar al planeta, el desenfreno por producir y producir nos ha llevado a un desmedido uso de los recursos naturales y por ende al deterioro del medio ambiente, tanto urbano como rural. En fechas recientes empezábamos a ver en forma gradual la implementación de la Industria 4.0, sin embargo, el COVID-19 detuvo la actividad por el cierre “temporal” de industrias no esenciales.
Sin duda alguna, la pandemia será el parteaguas, se marcará nuestra actividad y acciones por el antes y después del Coronavirus.

PALABRAS CLAVES: Industria 4.0, COVID-19, pandemia, OMS, tiempo real, aprendizaje automático.

Introducción

Hace cinco años, Bill Gates habló sobre la crisis del ébola en África, comentó que el mundo “no estaba preparado para la siguiente epidemia” y así continuó diciendo: “si algo tiene la capacidad de acabar con la vida de miles de personas en la futura década, será un virus altamente infeccioso. No la guerra, sino un virus”.

Parece que este momento nos alcanzó. Si es que se puede o debe utilizar la palabra “afortunadamente” en este puede ser el parteaguas de entre lo que hacíamos ayer y lo que debemos hacer hoy y mañana. Sin duda alguna, a todos nos cambió la vida la pandemia, desde la forma trabajar (a distancia) hasta la forma de convivir con nuestro entorno, y con la familia misma.

El respiro que se le está dando a la tierra parece que no es menor, se ve en videos los canales de Venecia, limpios, animales que se creía extintos han salido para decir acá estamos, la contaminación ha bajado y así nos pudiéramos seguir enumerando beneficios que ha traído el COVID-19, ahora bien, en el entorno industrial, laboral, nuestro entorno, un posible aliado para enfrentar el desafío del COVID-19, puede ser la Industria 4.0.

De acuerdo con una encuesta desarrollada por The Econimist a 629 líderes de negocios del mundo y de diferentes sectores industriales, durante el foro mundial de Davos (Suiza), el sector salud será la que más se beneficiará de la Industria 4.0.

Descrita como una revolución industrial “emergente” desencadenada por una fusión de tecnologías que está difuminando las líneas entre las esferas física, digital y biológica, es como se describió a la Cuarta Revolución Industrial y principal foco de atención durante el foro.

Recordemos que el concepto de Industria 4.0, el cual toma su nombre de las revoluciones industriales es “La Manufactura inteligente”.

De acuerdo con algunos desarrolladores, la inteligencia artificial es considerada como elemento central del concepto, apoyándose con el uso y almacenamiento de grandes cantidades de datos o “big data”, el uso de algoritmos, y la interconexión de sistemas y dispositivos digitales completan el concepto de Manufactura Inteligente o Industria 4.0.

Este concepto se pudiera concebir como una nueva forma de organizar la producción. El objetivo es crear o modernizar empresas que sean capaces de desarrollar una mayor adaptabilidad a las necesidades y procesos de producción, así como el uso y asignación más eficiente de los recursos, de aquí la 4 revolución industrial o Industrial 4.0.

Las bases tecnológicas de apoyo a este desarrollo son: El internet de las cosas (IoT e IIoT); los Sistemas ciber físicos, la Cultura del “maker” (Cultura de hágalo usted mismo) y la Fábrica 4.0…esto son los 4 pilares para el desarrollo, sin embargo, es más que eso, una creciente y adecuada digitalización, en coordinación y cooperación de todos los entes productivos de la economía se ven involucrados. El uso y manejo de la información es la base fundamental del desarrollo.

Empero, esto como afecta o se ve relacionado con la pandemia del COVID-19, bueno, partamos del hecho que varias empresas están desarrollando en estos momentos nuevos kits de prueba que puedan detectar el COVID-19 en solo unos cuantos minutos, que sean significativamente más rápidos que los utilizados actualmente, que pueden tardar hasta 24 horas en procesarse.

Las nuevas pruebas podrían evaluar a los pasajeros cuando lleguen a algún aeropuerto y compartir los resultados con las autoridades respectivas “en tiempo real” a través de algún medio de comunicación digital o la nube. Este tipo de avance permitirá desarrollar modelos avanzados de “aprendizaje” automático”, parte fundamental de la Manufactura Inteligente, el aprendizaje.

Otro ejemplo fue el anuncio de la Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca. Este proyecto es llamado COVID-19 Open Research Dataset, también conocido como CORD-19. Éste utiliza el procesamiento del lenguaje, a través de la “inteligencia artificial”, para analizar miles de documentos científicos sobre el coronavirus, incluido el nuevo coronavirus que causa el COVID-19. El objetivo es ayudar a los investigadores a analizar y comprender mejor, artículos académicos sobre el coronavirus en el menor tiempo posible.

Un ejemplo más es la llamada “salud móvil”, aplicada por Corea del Sur, país que realizó pruebas a más de 200,000 ciudadanos sur coreanos, usando teléfonos inteligentes para monitorear y rastrear el movimiento de los ciudadanos que dieron positivo, previendo y/o previniendo el flujo de la posible infección en “tiempo real”.

Una de las oportunidades que traerá el COVID-19, será el antes y después. Antes como hacíamos o pretendíamos detectar y vivir o convivir con los virus y el después del COVID-19, ya que necesariamente se deberán tener avances tecnológicos derivados de su existencia para su pronta detección y contención.

Esperemos que esta pandemia, se un acelerador de innovación y emprendimiento. El uso de medios digitales de comunicación, el “trabajo a distancia”, la implementación de sistemas que aprendan día a día, el uso y almacenamiento masivo de datos, la inteligencia artificial en la innovación de quipos/sistemas de pronta detección es el “después” del COVID-19.

¿Pero qué podremos ver o esperar del futuro cercano? Gobiernos y empresas migrando en forma rápida a un entorno digital, industrias eficientes y amigables con el medio ambiente, mejoras en los sistemas de detección temprana y contención por medio de la vigilancia en tiempo real, racionalización de los recursos naturales y quizá esperaríamos el desarrollo de un modelo de colaboración para que las industrias sean altamente productivas, eficientes y eficaces por medio de la implementación de estrategias y algoritmos que nos permitan manejar en forma eficiente y racional los datos pata poder trabajar en forma remota.

REFERENCIAS

  1. The Economist, Technology & Innovation,Healthcare to benefit most from the Fourth Industrial Revolution, executives predict,January 21, 2016

ACERCA DEL AUTOR

Ing. José Luis Salinas, Con más de 30 de años de experiencia en el área de Ingeniería, Servicio y Ventas, atendiendo a Pemex, CFE e iniciativa Privada, en el área de Instrumentación y Control, enfocado a la Seguridad Intrínseca, Fieldbus Foundation y comunicación Wireless para la automatización de procesos industriales. Acreditado por UL University en “Hazardous Locations” y Certificado por Lee College como Certified Foundation Fieldbus Specialist. Es miembro del comité mexicano revisor de estándares IEC, Instructor oficial y del comité educativo de ISA Sección Central México, así como Vice President ISA Disctric 9 (America Latina) Cuenta con experiencia en las Áreas de Desarrollo de Ingeniería, Comisionamiento, Puesta en Servicio, Capacitación, Instrucción, Ventas y Marketing.

0
Compartir:

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.