Seguridad funcional, el primer paso para la eficiencia y productividad en la industria: Entrevista a Ing. Joaquín Pérez

Entrevista a Ing. Joaquín Pérez

La eficiencia y la productividad de una empresa comienzan en su seguridad funcional en maquinaria, es decir, en garantizar que su recurso laboral tenga la certeza de que trabaja bajo los más altos estándares en la materia.

Lo anterior ha sido una prioridad para la Sociedad Internacional de Automatización (ISA, por sus siglas en inglés) la cual, a través del Comité Seguridad Funcional en Procesos en Manufactura, busca hacer que los índices de accidentes vayan a la baja y no se trabaje sobre una falsa ilusión de seguridad, apunta su director Joaquín A. Pérez Suárez.


“En México el 97 por ciento de las aplicaciones en maquinaria, con equipos de seguridad instalados siguen sin ser seguras porque no se está haciendo bajo estandarización, se aplica de una manera empírica”, añade el directivo.


Pérez Suárez resalta que el no poseer con una documentación técnica o un expediente que avale un análisis de riesgo previo o las especificaciones (diseño) de la maquinaria como mínimo, derivaría en un problema legal y judicial tanto para la compañía como para el fabricante que permitió la puesta en marcha de ésta sin los cálculos pertinentes y requeridos.


“Si se desarrolla un proyecto, se compran equipos, se conectan con base en la experiencia sólo del ingeniero y llega esto a provocar un accidente, alguien tiene que ser el responsable. Este puede ser desde la empresa, quien diseñó, quien instaló los equipos y quien decidió interconectarlos de tal manera”, ejemplifica.


Para ello, organizaciones internacionales como TÜV Rheinland certifican a ingenieros en seguridad funcional en maquinaria al tiempo de hacer valer Normas ISO (International Standarization Organization) como la ISO 12100 dedicada al análisis y reducción de riesgo o la ISO 13849-1 especializada al diseño de la implementación de sistemas de seguridad en maquinaria.

En el caso mexicano, el directivo destaca la intensión de ISA por ofrecer cursos que permitan ayudar a los industriales para conocer la normatividad y su aplicación; asimismo actualizar la regulación gubernamental vigente en nuestro país.


Un objetivo de este Comité es tomar fuerza como organización, avalada por la ISA, y acercarnos con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social con la finalidad de actualizar la NOM-004-STPS-1999 creada para Sistemas de protección y dispositivos de seguridad en la maquinaria y equipo que se utilice en los centros de trabajo”, refiere.


“México necesita dar ese paso para actualizarse ya sea a OSHA (Occupational Safety and Health Administration) u otra normatividad internacional”, agrega.


Puntos que delatan

De acuerdo con el director del Comité, existen puntos que le permiten a él en su expertise, conocer cuando alguna empresa incumple con parámetros básicos de seguridad, como por ejemplo el cálculo de distancia mínima entre el peligro y la instalación de componentes, tales como una cortina de seguridad o un escáner láser de detección de personas, apunta.


“Los altos estándares nos exigen llevar un cálculo de probabilidad para medir su tentativa de falla; en seguridad todo es una probabilidad”, recuerda.


En ese sentido precisa que un buen análisis de riesgo en las maquinas es garantía de que el proyecto de origen contemple la automatización y la seguridad; asimismo evita que una empresa pague entre 50 y 60 por ciento más el costo por adecuaciones o mantenimientos sobre la marcha.


“Por ejemplo, se pagan 100 pesos por una máquina, vas a pagar 50 o 60 pesos más para adecuarle seguridad cuando de origen se hubiera podido ahorrar”, sostiene Pérez quien a su vez descartó que uno de los motivos por los cuales el sector industrial no aplique estas medidas sea por falta de tiempo.


Desde su perspectiva, la razón principal se llama desconocimiento en el desarrollo de proyectos de automatización que incluyen seguridad desde el principio, por ello, el Comité a su cargo busca abrir ese canal que logre una actualización de las normas oficiales mexicanas en el tema de Seguridad en Maquinaria y la armonización de ésta con los estándares internacionales actualmente aceptados.

El Comité Seguridad Funcional en Manufactura lo integran 15 personas; se enfoca hoy día en tres sectores: automotriz, alimentos y bebidas y farmacéutica.

Acerca del Autor

Joaquín Alejandro Pérez Suárez.  Ingeniero Electrónico egresado de la Universidad Autónoma Metropolitana de México. Cuenta con más de 25 años de experiencia en el ramo de automatización industrial en Allen-Bradley de México y Rockwell Automation de México. Ha ocupado diferentes posiciones técnicas y comerciales dentro de Rockwell Automation. Desde 2002 ha sido responsable de Controladores de Seguridad de Rockwell Automation y ha participación en foros de Seguridad en Maquinaria basados en estándares como ANSI, RIA, ISO. Actualmente es un Ingeniero de Seguridad Funcional en Maquinaria por TÜV Rheinland: ID: 4187/11. La responsabilidad actual en Rockwell es Desarrollo del negocio de Seguridad que incluye Servicios de Seguridad y Productos de Seguridad; así como el desarrollo de mercado.  También es director del Comité de Seguridad Funcional de Manufactura de la ISA Sección México.

 

0
Compartir:

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.