Computadoras Industriales 

Ing. Manuel Negrete 
Gerente de Automatización de Phoenix Contact 
InTech México Automatización,  
Edición Enero – Marzo 2004. 


Para automatizar un proceso o una máquina se requiere de tres elementos básicos: un controlador o PLC, tarjetas de entrada y salida o un bus de campo para facilitar su conexión, y una Interfaz Humano-Máquina (HMI). 


 

¿Se puede tener todo en un solo equipo? 

Durante mucho tiempo se ha cuestionado el uso computadoras como sistemas de control en máquinas y procesos industriales, esto es básicamente en sustitución de los Controladores Lógicos Programables creados específicamente para esta función. Pero en algunos procesos se requieren de funciones complejas, como el cálculo de recetas, almacenamiento de daros o de comunicación con sistemas abiertos, y para lograr es necesitaría un PLC muy poderoso y de programación compleja y costosa 

La solución es utilizar computadoras especialmente diseñadas para soportar condiciones extremas de temperatura y vibración existentes en las máquinas. Las computadoras industriales están basadas en componentes estándar montados firmemente en un chasis de acero inoxidable.  

El diseño en una caja compacta de poca profundidad permite utilizarlas en lugares con poco espacio, como los tableros de control. Mediante el empleo de aluminio para el  marco frontal y para la caja, las computadoras industriales pueden utilizarse bajo condiciones ambientales agresivas. 

Las computadoras industriales ofrecen una protección IP 65 en la pantalla e IP 20 en el chasis, Algunos fabricantes complementan el producto con un gabinete de aluminio sellado y conectores industriales RJ45, que permite la disipación de! calor generado por la computadora, garantizando una protección IP 65 y asegurando una conexión permanente a la red.  

Este arreglo permite el montaje directo en la máquina, con un pedestal o con un brazo articulado para facilitar las maniobras del operador, y agilizar el proceso productivo.  

Algunos modelos incluyen una pantalla táctil o Touch Screen, para una operación cómoda e intuitiva, y cinco teclas para activar el teclado de software, cambiar de funciones (ALT+TAB), activar el botón derecho del mouse, o cambiar la luminosidad y el contraste; el quinto botón se ha previsto para funciones de aplicación específica. Opcionalmente se pueden suministrar con teclas de función dispuestas en los laterales, para funciones personalizadas que faciliten la navegación y e! control de la máquina o proceso.  

La conexión de los elementos externos, como entradas y salidas de campo, se conectan con un bus de campo, entre los más usuales se pueden mencionar a InterbusProfibus DevicenetCanOpen, etcétera, o directamente en Ethernet para los sistemas de supervisión. Para esro las computadoras industriales cuentan con ranuras para tarjetas PCI, ISA y PC/104. 

El control de realiza cómodamente con un software de control como Entivity, o PC Worx bajo ambiente Windows NT, Windows 2000 y Windows XP, que facilita la programación según IEC 61131-3 y – 5, así como la configuración de los buses de campo. La mayoría del software de control ofrece interfases de importación y exportación a otras herramientas de ingeniería o del mundo de MS Office, por ejemplo Excel. 

El sistema se complementa con el software de visualización SCADA e Interfaz Humano Máquina, que con la función ActiveX, el usuario dispone de una amplia herramienta para generar componentes de software, los cuales se pueden generar en programas basados en Windows y aplicaciones Office, y emplearse en todo momento. Ahora, el dominante estándar del mundo de Ethernet encuentra también entrada en la técnica de automatización 

Las ventajas de Ethernet, como las altas velocidades de transmisión, sencilla integración y ampliación de redes existentes y protocolos, e interfaces universales, son características que se aprovechan rotalmente al utilizar computadoras industriales, que como las de oficina cuentan con un puerro Ethernet 10/100 MB entre las características estándar. 

Estas tecnologías han encontrado eco en las más modernas plantas de ensamble de vehículos, motores y autopartes del mundo, que han visto sus ventajas para incrementar su productividad, mejorar la supervisión de operación y agilizar el mantenimiento preventivo y correctivo en sus líneas de producción. Además del ahorro de espacio productivo al utilizar tableros más pequeños, con la implementación de un bus de campo se eliminarán completamente los grandes tableros de control. 

 

0
Compartir:

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.