Los sistemas de control están sustituyendo cada vez más en los PLC en soluciones de automatización

Elmer Vogts, ABB Product Manager
InTech México Automatización,
Edición  Octubre – Diciembre 2009 

TENIENDO EL CONTROL

Pequeña, rápidas y baratas, las soluciones basadas en PLC normalmente ofrecen pocas opciones de ingenierías y a menudo no proporciona una visualización conveniente. En contraste, los sistemas de control distribuido integran una serie de componentes como controles, herramientas de ingeniería, IHMs (Infraestructura Humana Maquina) y numerosos dispositivos periféricos y herramientas.

El segmento entre los PLCs y el mundo de control de sistemas el mercado Hibrido se está dirigiendo hacia ambos lados. Los componentes de PLC se están haciendo más poderosos y por lo tanto pueden realizar tareas más complejas. Sistemas de control “liderazgo” están siendo introducidos y cada vez se instalan más en aplicaciones pequeñas o medianas con menor complejidad en la automatización de tareas.

Para tareas de automatización más pequeñas y menos complejas que requieren sólo de algunas pocas señales, los PLCs aislados han sido y seguirán utilizándose, ya que hasta ahora los sistemas de control de procesos tienen un costo más elevado.

En la industria del proceso, muchas tareas de control, tales como compresores, centrifugadores, o generadores de vapor han sido automatizados como unidades paquetes basadas en PLC. Conduciendo a una variedad diferente de sistemas de control y herramientas.

RENDIMIENTOS DECRECIENTES

El uso de distintos PLCs trae serias desventajas para los usuarios: las diferentes herramientas aumentan el presupuesto de entrenamiento, lo que lleva a una mayor complejidad, pero sin otorgar algún valor agregado.

Particularmente, durante el mantenimiento, cuando requieren de pequeños cambios, estos pueden causar gastos considerables, así como la influencia de sistemas diferentes que requieren de ajustes manuales.

Las diferencias en cuanto a la visualización y operación, así como los conceptos de alarma individual utilizadas por varios fabricantes pueden, en casos extremos, afectar negativamente la disponibilidad y seguridad de las aplicaciones de toda la planta.

Adicionalmente, la ‘flexibilidad del personal del mantenimiento se reduce porque no todos los usuarios pueden estar familiarizados con todas las herramientas. La mayoría de las veces que los viejos PLCs solamente pueden tener mantenimiento por parte de un reducido número de especialistas, muchos de los cuales se jubilarán en los próximos años.

Adquirir y almacenar las partes de repuestos para muchos de los diferentes sistemas y productos, causan más trabajo y más gastos. Todas estas razones ocasionan costos muy elevados por el servicio y mantenimiento de las plantas.

En contraste con los PLCs, los sistemas de control están principalmente basados en circuitos de control analógico con un monitoreo y funciones de control más lentos, pero menos en cuanto a posicionamiento rápido y operación de conmutación.

El proceso está operado y monitoreado desde el cuarto de control. Los sistemas y plantas generalmente marchan continuamente y muchas veces tienen gran demanda cuando se trata de disponibilidad. Por lo tanto, la implementación de cambios en el proyecto debe ser posible con configuración en línea.

Adicionalmente, la reparación y el cambio de los componentes con planta en operación son esenciales. Las aplicaciones casi siempre están configuradas específicamente para un proyecto y sus procesos concernientes, por lo tanto requiere de herramientas de ingenierías eficientes y poderosas con amplias posibilidades de integración.

ALTERNATIVA COMPACTA

Impulsada por el desarrollo tecnológico de los últimos años, los fabricantes de tecnología de automatización son hoy en día capaces de ofrecer sistemas de control con mayor escalabilidad como alternativa a los PLCs en aplicaciones orientadas a proceso. Las ventajas son obvias: ingeniería eficiente, facilidad de operación y mantenimiento, así como un aumento de la productividad debido al diagnóstico inteligente.

Ahora es posible para soluciones pequeñas de automatización, que han dominado los PLCs, beneficiarse de las ventajas de la ingeniería de control de procesos, particularmente en la industria de procesos. Hay oportunidad para utilizarse en varias industrias, incluyendo químicas, petroleras, gas y aceite, metaleras, cementeras y vidrieras, así como en otras industrias.

0
Compartir:

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.