Administración de la Seguridad Funcional

Ing. Luis Andrés Méndez Jiménez
InTech México Automatización,
Edición Abril  – Julio 2007.

El proceso de desarrollo de sistemas instrumentados de seguridad (SIS) en México se encuentra en plena expansión, con una gran cantidad de sistemas ya instalados en el mercado, la guerra entre los proveedores por obtener una fracción del mercado provoca el mas peligroso de los errores: Decisiones basadas en costo exclusivamente, ignorando en ocasiones el riesgo.

Específicamente me refiero a que, históricamente, el desarrollo de SIS en México es una misteriosa caja negra para el cliente, quien no sabe que y como hace el sistema para mantener sus instalaciones seguras, por supuesto, esto acompaña a los errores propios de especificación y diseño del sistema (por una decisión aparentemente basada en costo), con los errores de mantenimiento, mismo que en no pocas ocasiones se convierte en nulo.

Hablar de administración, invariablemente, nos remite al concepto económico, es decir, la medición de dinero entrante o saliente a una empresa, pero este concepto tiene muchas aristas, dependiendo desde que perspectiva sea visto.

La administración, o para ser más exactos, el proceso administrativo, es un conjunto de pasos que nos permiten llevar a cabo de manera ordenada un proceso específico, o para ser más claros, el proceso administrativo incluye las siguientes etapas:

  • Planear; que se va a hacer, cuales son los objetivos, cuales los resultados esperados, opciones, planes B, etc.
  • Organizar; quien va a hacer que para alcanzar los objetivos, líneas de mando funciones, responsabilidades, interacciones, líneas de comunicación, etc.
  • Ejecutar; es la aplicación de los planes detallados de trabajo, verificando el cumplimiento de metas y objetivos, aplicación de procedimientos de trabajo, etc.
  • Controlar; es la verificación contra parámetros predefinidos del avance, es decir, como vamos y que vamos a hacer para terminar, retroalimentación y corrección del camino en caso necesario.

Como tal, el proceso de administración de un SIS, nos lleva a la aplicación de este esquema al pie de la letra para asegurarnos de una correcta protección en nuestras instalaciones, sin embargo, y muy al contrario de lo que el sector industrial piensa (en su mayoría), este proceso administrativo para un SIS comienza desde la concepción misma del proyecto de instalación de un proceso productivo, específicamente, me refiero a que el desarrollo del proyecto global debe, necesariamente incluir en su planeación una partida presupuestal para la adecuada ejecución y seguimiento de un análisis de los riesgos involucrados en el proceso, esto debido a que de este análisis, emana como resultado, entre otras cosas, la decisión de instrumentar funciones de seguridad, mismas que evidentemente vendrán acompañadas de un proceso administrativo complementario del que hablaremos mas adelante.

La normatividad vigente, ANSI/ISA-84.00.01, indica de manera textual en su cláusula 8, que se debe ejecutar una identificación de los peligros y estimación de riesgos del proceso, indicando cual debe ser el contenido mínimo de este documento, sin embargo el problema inicia en la interpretación de esta cláusula ya que por razones obvias la norma no dice como ejecutarla, y por tanto, suele tomarse a la ligera y considerarse trivial para los alcances globales de un proyecto que incluye la instalación de un SI S, pero no hacerlo o hacerlo mal tiene una implicación vital: errores en la especificación del Sistema Instrumentado de Seguridad, mismos que de acuerdo con el HSE de El Reino Unido, causan el 44% de los accidentes en instalaciones de proceso, lo cual nos lleva a uno de dos caminos: falta de protección donde realmente se requiere, o sobreprotección donde no se requiere.

Tomando en cuenta la misma normatividad, existe una cláusula completa a la que no se presta la atención necesaria, la cláusula 5, misma que indica paso a paso el proceso administrativo del que estamos hablando, pero desde luego, no explica como llevarlo a cabo, sin embargo, es importante hacer notar que el proceso administrativo descrito en esta cláusula, claramente indica que un SIS nace de la correcta ejecución de un análisis de riesgos y no se limita a la procura de hardware con certificación SIL 3 y sus restricciones, las pruebas de fábrica, la puesta en servicio y el mantenimiento, las actividades previas a ello, son tanto o mas importantes que la instalación del sistema en si.

Volviendo al dinero, una parte importante de este proceso administrativo, es la toma de decisiones con respecto a como proteger el proceso, así que, un buen análisis de riesgos, planteará opciones de reducción de riesgo (capas de protección), que podrían en su momento, ser implantadas previas a la instalación de una función instrumentada de seguridad, si aún así, el riesgo remanente es muy alto, se debe tomar la decisión de instrumentar una función de seguridad para conseguir la reducción de riesgo necesaria, según los criterios morales y patrimoniales propios de la empresa; recordemos, el negocio esta en proteger de la mejor manera, con la menor cantidad de recursos posible, esto se logra analizando caso por caso los riesgos identificados por un análisis adecuado y las protecciones sugeridas por el análisis de riesgos.

Cuando la decisión está tomada y la implantación de un SIS es la opción a seguir, la subrutina de este proceso administrativo debe ser aplicada para llevar a cabo un correcto diseño y ejecución del SIS, ¿a que me refiero? Se debe planear, organizar, ejecutar y controlar la instalación del SIS para asegurar la correcta protección contra los riesgos de proceso involucrados, realizando primero que nada, la asignación de objetivos claros, es decir, definiendo el nivel de reducción de riesgo deseado para cada caso en particular.

Con esta base firme, se puede proceder a especificar los requerimientos de seguridad para cada función en particular, ¿Cómo? Mediante la especificación. de los requerimientos de seguridad. La normatividad ANSI/ISA-84.00.01, proporciona en su cláusula 10, una guía para ejecutar esta especificación, la cual a grandes rasgos podemos separar en dos secciones: una que se encarga de especificar lo~ requerimientos en cuanto a las acciones de cada función instrumentada de segundad (que van a hacer) y otra que se encarga de definir los parámetros de integridad, es decir, una medida del desempeño esperado de cada función instrumentada de segundad, basado en el nivel de reducción de riesgo esperado por para cada una.

Es importante en este momento, hacer notar que hasta aquí, no se ha comprado el equipo o la instrumentación requerida para realizar las acciones de cada función de seguridad, es precisamente en base a los requerimientos que se describen en la especificación de los requerimientos de seguridad (SRS por sus siglas en inglés), que se decide que equipo y bajo que condiciones y restricciones se debe comprar, y ojo, también es importante hacer notar que con equipo, no solo me refiero al PLC, también hablamos de los instrumentos de medición y los elementos finales que se encargarán de ejecutar las acciones de control.

El proceso administrativo que estamos describiendo, incluye la correcta ejecución y revisión de la ingeniería del SIS, para proporcionar una guía la norma ANSI/ISA- 84.00.01 permite desarrollar un procedimiento adecuado para evitar errores de diseño, se debe incluir en este procedimiento y documentarse adecuadamente, como mínimo las actividades de ingeniería, programación, integración de sistema, pruebas de fábrica (FAD, comisionamiento o verificación de la construcción, pruebas preoperativas en sitio y puesta en servicio.

Finalmente, la planeación y desarrollo de un SIS, debe incluir en sus costos, el presupuesto suficiente para mantener el sistema lo más cercano posible a los parámetros con los cuales fue diseñado, estableciendo medidas de control adecuadas y sus correspondientes mecanismos de corrección, es decir, debe existir una correcta planeación, organización, ejecución y monitoreo de mantenimiento de rutina, mantenimiento correctivo, pruebas periódicas, registros de fallas y un adecuado manejo de los cambios tanto al proceso como al SIS, considerando siempre que, un cambio importante al proceso, implica necesariamente una revisión exhaustiva del análisis de los riesgos del proceso involucrados con el cambio, para asegurar que las funciones de seguridad previamente definidas son suficientes o, en su momento, realizar las modificaciones necesarias al SIS.

En resumen y volviendo á hablar, de dinero, al considerar el costo total de un SIS, se debe considerar el costo de la implantación del sistema, que incluye: análisis de riesgos, especificación de requerimientos de seguridad, equipo, instrumentos, elementos finales, ingeniería, pruebas, servicios. de campo por parte del proveedor. Estos costos pueden parecer muy obvios, pero hay otros que no lo son tanto, como los costos de operación y mantenimiento, a lo largo de toda la vida útil del SIS, y a su vez, estos costos, deben incluir el costo de los disparos en falso que se espera ocurran durante la vida útil del SIS.

Podría parecer muy costoso y engorroso, pero antes de tomar la decisión de evitar a toda costa la instalación de un SIS pregúntese esto: ¿Está su empresa dispuesta a perder vidas por un accidente que podría evitarse? ¿Está dispuesta su empresa a asumir los costos morales y de imagen pública derivados de asumir los riesgos? ¿Está dispuesta su empresa a asumir las pérdidas de producción durante el tiempo que dure su planta fuera de operación después de un accidente? ¿Está dispuesta su empresa a asumir los costos de reinversión para remplazar el equipo dañado o inservible después de un accidente? ¿Está dispuesta su empresa a asumir las demandas por daños al ambiente y la comunidad?

La respuesta que de a estas interrogantes (con todos sus matices y suposiciones), será la medida que deberá considerar para definir si instala o no una función instrumentada de seguridad y un SIS, es decir, serán sus criterios de riesgo tolerable.

REFERENCIAS

Para saber más de este tema, consulte la bibliografía recomendada.

  • Guía General para la Selección y Aplicación de Técnicas de Evaluación de Riesgos Industriales. Carlos Roberto Jacobo Vargas et. al. México, Facultad de Química, 1997.
  • Safety instrumented systems: design analysis and justification, 2nd Edition. Paul Gruhn, Harry L. Cheddie. ISA, USA, 2006.
  • Safety Integrity Leve I Selection, Ed Marszal, Eric Sharpf, ISA, USA, 2002.
  • Safety Instrumented SystemsVerification, William M. Gobble, Harry Cheddie, ISA, USA,2005
0
Compartir:

Dejar un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.